miércoles, 16 de febrero de 2011

9: Cuaderno periférico: Percepción visual

Estás muestras de ejercicios están dirigidas a ayudar al niño a ver con claridad y en el orden adecuado las figuras escritas o impresas sin distraerse con los estímulos que los rodean. 

De percepción visual se ha escrito mucho, aunque gran cantidad de los documentos que he consultado claramente se puede apreciar que no están dirigidas para brindar una idea de trabajo a los docentes de los primeros grados de los niños estudiantes. 

La percepción visual se puede dividir en tres secciones o subtemas con sus respectivos ejercicios en el trabajo con los niños: 
  1. Percepción Visual: Constancia de la forma: Se trabaja para enseñar al niño que no importa la posición o el tamaño de un objeto, sigue siendo el mismo. Es muy útil en los procesos de lectoescritura, ya que el estudiante debe saber que no importa el color, tamaño o ubicación de una letra, pues sigue siendo la misma y con el mismo sonido (generalmente). 
  2. Percepción Visual: Fondo y figura: Se trabaja para enseñar al niño  a diferenciar un objeto de otros estímulos visuales que lo rodean. 
  3. Percepción visual: Cierre: Se trabaja para ejercitar la habilidad mental del estudiante para terminar un objeto que se encuentra inconcluso haciendo uso de la memoria o la intuición. 
Estos son algunos ejemplos del cuaderno periférico para trabajar la percepción visual de forma general: 


El empleo de colores primarios, y algunos secundarios más comunes. Está imagen está elaborada con tempera y el uso de pincel.


Líneas simples simulando la lluvia. 

Líneas simples simulando la lluvia con algo de viento

El uso de la lana para hacer figuras en el cuaderno

El empleo de los diferentes matices que nos ofrece las revistas para extraer figuras y elaborar nuestras creaciones artísticas, no se necesita lápices de colores y tampoco tempera, el color ya viene impreso. 







El uso de lápices de colores para resaltar algunas formas ya existentes en el cuaderno, muy propio para que el niño adquiera práctica para la diferenciación de las letras del abecedario que luego tendrá que descifrar y extraer o interpretar con sonidos.

Tempera tirada a través de un colador o cedazo con la ayuda de un cepillo viejo de dientes, antes de tirar la tempera, debemos colocar una figura, la cual es la que quedará en blanco finalizado el proceso. 

Mas recortes de revistas pegado al azar en el cuaderno, crea la noción de espacialidad del niño, ya que toda superficie tiene una capacidad finita de capacidad para albergar elementos, lo mismo ocurre con las palabras, ya que ellas necesitan estar ubicadas y espaciadas adecuadamente, no todo un cuaderno se puede escribir a mano en una hoja.

Estas ilustraciones se pueden tomar como Constancia de la forma ya que sin importar si son grandes o pequeñas siguen siendo círculos o semicírculos, es importante que los niños desarrollen está noción, ya que las letras que aprenden en el aula de clase de color blanco tiza, en un tablero verde, las seguirán viendo el resto de la vida en infinidad de colores, tamaños, texturas, formas y lugares, pero, serán por siempre las mismas letras que aprendió en su aula de primer grado.








En estas imágenes se trabaja por conjuntos las letras que poseen algún parentesco en su grafema o fonema y que por lo tanto se prestan para confundir al nuestro niño estudiante.

Aquí está el ejemplo perfecto de las letras que más confunden a nuestros niños estudiantes, su parentesco es tal, que generalmente terminan por retrazar la lectura efectiva de los niños de primeros grados.  

Las mayoría de la letras se componen de palos que suben o bajan del renglón, así que esta ilustración  puede constituir en un buen ejemplo para ejercitar al estudiante en la diferenciación o el reconocimiento de la posición de los renglones cuando se está escribiendo. 


No importa que nuestros estudiantes no sepan leer todavía, podemos usar las formas de algunas palabras dan cuando las encerramos en líneas cerradas con el empleo de ángulos rectos para enseñar que unas letras suben y otras bajan, es importante que en la elaboración de este ejercicio no se le especifique al estudiante cual es el nombre de cada letra, puede ser después. 






 Si el cuaderno se convierte en:

  1. Camisa de fuerza
  2. Secuencia rígida
  3. La fórmula mágica
  4. La rutina diaria
  5. El método
  6. La obligación
Por favor no lo utilice. Causaría más daño que bien. 
El cuaderno es sólo una respuesta que puede conducir al niño por una ruta nueva. 

En la próxima publicación se expone algunos ejemplos para llevar el  niño estudiante a la cuadrícula del cuaderno.










No hay comentarios:

Publicar un comentario